logo

Denunciar abuso de autoridad ante instituciones inútiles y cómplices

Tras una noche oscura, golpeada y reprimida por los granaderos del Gobierno del DF (ver todos los detalles aquíaquí y aquí), pasamos momentos de miedo, incertidumbre y, finalmente, decidimos denunciar e este abuso de autoridad. Aqui en el programa “Nocturninos” comentaron la represión que vivimos en la Glorieta de las Quinceañeras, frente a nuestra casa.

 

Acudimos una vez más a la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF). En su área de atención a defensores de derechos humanos, me advirtieron: “si no levantas una denuncia legal, es como si no hubiera pasado”.

Tiempo invertido, procesos largos, costosos y… finalmente, inútiles. El abuso de autoridad continuó, sin que pudiéramos procesar o lograr una sanción contra alguien, contra aquel sujeto anónimo “que resulte responsable”.

Al final, se trata de dejar constancia, pues. Este proceso también me ayudó a conocer “por dentro” los lentos e inútiles mecanismos de la procuración de justicia. Indignarme por las complicidades y  entender un poco más de cerca estos pactos de impunidad entre la autoridad y los políticos.

 

 1. La queja por violación de derechos humanos ante la CDHDF  (CDHF/III/122/MC/12/D4717)

Resultado: Oficio 1-2450-14 da por “concluida (sin recomendación de la CDHDF)” y firmada por el Lic. José Antonio Garibay de la Cruz, Director de Área de la Primera Visitaduría General.

CDHDF

El oficio evidencia la enorme contradicción y base de esta impunidad, y aquí un pequeño resumen de sus párrafos más importantes:

I.1 y 3. Actas cincunstanciada del 29 de julio 2012 de un visitador adjunto adscrito en la Dirección General de Quejas y Orientación, quien preguntó a varios elementos de seguridad pero “no le permitieron el ingreso” y otro escrito que literal dice:

“Aproximadamente a las una de la mañana con treinta minutos comenzaron a golpear a por lo menos 11 manifestantes en contra de la Supervia, entre quienes se encuentra la C. Mónica Tapia, Luis Zambrano… quienes actualmente están retenidos en la esquina … rodeados de un contigente aproximado de 150 elementos de cuerpo de granaderso, quienes muestran un actitud intimidatoria hacia los manifestanntes y hacia quien suscribe… Dentro del cerco, se encuentro por lo menos las patrullas P61-60, P3627, P3721, P3908, A6-008, P3525, P8526, P3808 y los caminones P7027, A6038, A5-010, A1-031 y A5-015.”

I.4, 5, 6, 7, 8 y 9. Recoge varios testimonios por escrito y orales de testigos relatando lo que ustedes pueden atestiguar en este video ya comentado, así como oficios de los Subinspectores de la policía José García Sosa y Roberto Cruz López.

I.10. Nuestro escrito, además de fotografías y videos de las agresiones y posteriores intimidaciones, ya que los granaderos estuvieron durante un mes más frente a nuestra casa, vigilándonos, tomando notas y fotografiándonos.

I. 11. Las certificaciones médicas que nos hicieron 3 días después de la agresión por personal de la CDHDF.

I. 14. Acta circunstanciada de la “investigación” (por favor, énfasis en las comillas porque leerán más abajo en qué consistió esta investigación) de los hechos que se presentó en la Fiscalía y los testigos.

El análisis y observaciones dicen:

“Se desprende que el 29 de julio la peticionaria Mónica Tapia Alvarez, así como los agraviados Luis Sambrano (sic, a pesar de que su apellido está bien escrito en las 22 páginas anteriores)…, en ejercicio del derecho humano de manifestación y libre expresión de ideas, de manera pacífica, sin ocasionar daños a terceros y sin alterar el orden público realizaron una manifestación en contra de la tala de árboles y a las obras que se efectuarían en la Glorieta. Estos derechos son reconocidos en el Título Primero Capítulo I de los Derechos Humanos y sus Garantias de la Constitución…

LesionesDe las constancias que integran el expediente, se despende que para desalojar  a las personas que estaban manifestando, participaron granaderos de la Secretaria de Seguridad Pública, quienes encapsularon y retiraron de forma violenta a las personas que se encontraban en la Glorieta.

Por esta acción realizada por los policías del cuerpo de granaderos, resultaron lesionados varios manifestantes por lo que personal médico adscrito a la CDHDF certificó y que presentaban lesiones en diversas partes de su cuerpo, las cuales pueden relacionarse con los hechos que fueron víctimas, ya que refirieron que fueron golpeadas con los escudos o les propinaban patadas en las espinillas, así como fueron arrastrados por parte de los elementos de la Secretaria de Seguridad.

Es preciso señalar que el derecho a la integridad personal es aquel que tiene toda persona a que se le respete su integridad física, psíquica, sexual y moral. Este dreecho implia un deber del Estado de no someter a nadie a tortura, penas o cualquier trato cruel, inhumano o degradante….

Por lo tanto, esta Organismo considera que se vulneraron los artículos 1, 6 y 7 de la Constitución; 2, 9 y 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; 1, 5, 13, 15 y 16 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, en donde se tutela el derecho humano y sus garantías a la libertad de expresión, reunión, asociación, integración personal y seguridad jurídica….

Por último, se determinó dar vista al Director General de Inspección Policial de la Secretaria de Seguridad Pública a fin que inice procedimientos administrativos de responsabilidad contra los policías que participaron en el desalojo de manifestantes.”

Y luego viene la contradicción que protege la impunidad:

“Una vez que se cuente con el número procedimiento administrativo el presente asunto se integrará al Programa de Seguimiento de Procedimientos Administrativos de Responsabilidad Derivados de Expedientes de Queja Concluidos de esta Comisión, al igual que la averiguación previa.

CONCLUSIÓN

Por lo anterior, con fundamento en el artículo 121 fracción I del Reglamento Interno de la Comisión de Derechos Humanos, el expediente de queja se concluye por no existir elementos suficientes para acreditar la violación de derechos humanos.”

Intimidación granaderos

Soprende la falta de lógica ante un desgastado procedimiento burocrático de reunir evidencia, tomar testimonios, llevar por escrito, ratificar… Al final “el jefe” toma la decisión, ignorando toda la evidencia y testimonios, sin que siquiera haya una justificación o argumente su decisión arbitraria.

Sospecho que este Director de Área que firma el oficio le corresponde obedecer lo que diga su Visitador y al Visitador lo que diga su Presidenta de la CDHDF, Perla Gómez.

Adivino el pacto de su nombramiento desde el Jefe de Gobierno y la Asamblea. Le advirtieron: “… pero, nada de recomendaciones por violaciones de derechos humanos, sobre todo, nada de lo que nos haga ruido. Ya viste cómo le fue al antiguo Presidente de la Comsión, por andar metido en la Supervia”. En las marchas de Ayotzinapa, y no sólo en nuestro caso, hizo honor a este infame pacto.

Así, se construyen los pactos de impunidad: nombramiento intercambiado por sometimiento, tú me debes y me pagas.

 

2. La denuncia penal ante la Fiscalía Especializada de Servidores Públicos de la PJDF (Procuraduría General de Justicia del DF)

Una semana desde la golpiza de los granaderos y todavía no se van de mi casa. Todos los días que llevamos a mi hija a la escuela, toman notas y nos fotografían. Regresamos y más notas. No podemos dormir, mi mamá exagera y dice que estamos poniendo en peligro la vida de mi hija. Hablamos con algunas personas, quienes nos dicen: “la mejor forma de protegerte es dejar constancia, presentar denuncias e ir construyendo el caso”.

Foto 66Finalmente, nos decidimos por hacer la denuncia penal y comenzamos la búsqueda de un abogado con urgencia.

Después de múltiples llamadas, vamos a ver a Rafael Heredia, quien nos dice que es amigo del próximo Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, y no quiere causarle problemas; además, él está a favor de que se construyan vialidades en la Ciudad.

Otro montón de llamadas, dejar el trabajo un rato, lograr tener un abogado.

Hablamos con Julio Hernández Pliego, quien después de enviarle información, artículos y darle múltiples referencias personales (tu tía, mi hermana, tu cuñado, mi amiga, etc.), toma nuestro caso.MP Servidores Públicos

Tras la presentación de un escrito breve, una semanas después vamos a ratificar y amplia rnuestra declaración en la Fiscalía Central de Investigación.

Comienza la visita de campo y me siento antropóloga de la falta de acceso a la justicia en este país. Hacía muchos años había visitado un Ministerio Público por un robo, acompañada de mi papá y un abogado que Rafa (su cuate) nos envió, pero esto es un experiencia más directa y profunda de cómo el Estado se investiga a sí mismo y se sanciona.

Ahí nos sentamos por turnos a dictarle al secretario del secretario, palabra por palabra, frase por frase, para “la investigación”… es volver a ver Presunto Culpable en esas escenas. Pasamos horas y horas ahi, el señor se cuida y hay que insistirle en que escriba esto o aquello. Las fotos y videos que le traemos son demasiado, no quiere que los entreguemos. Me advierte: “es delito producir testimonios falsos”. Después de lo vivido, no me intimida pero esta cara del Estado, su “burócrata de calle”, su Godinez con tono y actitud, puede hacer desistir a otras personas con menos convicción y tiempo. Al rato, su jefe se da la vuelta y habla con él. Nuestro abogado habla con nosotros. “Continúe”, dice.

Unos meses más tarde, nos llama Julio: “Traigan a sus testigos”. “¿Cómo va el caso?”, preguntamos. “Mejor de lo que yo esperaba. Hay cosas que pensé que no llegaríamos a ver. Hay que seguirle”. En la oficina del secretario del secretario, nuevamente. El expediente ya es de muchas hojas, oficios y entiendo por qué luego se convierte en tomos y fojas cuando llegan a la Suprema Corte.

Expediente PGJDF

“Muy bien”, me dice el secretario del secretario. Ahora tiene que reconocer a los responsables. Es el momento del “careo”. Frente a mi hay una lista de nombres, sus firmas: la bitácora de las policías que asistieron ese día. Leo nombres y números. ¿Tantos? Son más de 300. Volteo a ver de nuevo mis fotos y leo sus nombres. “Tienen nombres, los granaderos tienen nombres”, pienso.

Firmas de policias en activoY después, me enseña el fajo de hojas más abundante. Aquí están las fotos para que usted reconozca a los responsables. Algunos tienen fotos con sus uniformes y otros tienen su ficha de adscripción a la policía. Dice “Lugar de nacimiento”: Etla, Oaxaca; Cosoltepec, Oaxaca; San Pedro Ixcatlán, Oaxaca; Amatenango, Chiapas; El Espinal, Chiapas; Huixtla, Chiapas.

Se me encoge el corazón; no sólo tienen nombres, sino que comienzo a imaginar su vida

El secretario nuevamente vuelve a decir: “Sólo reconozca a quién es directamente responsable de cometer el presunto delito, los golpes que presuntamente (vuelve a repetir) recibió”. En mi mente, tengo las caras de aquellas granaderas que me arrastraron, que me dieron un puñetazo en la cara y si cierro los ojos, las vuelvo a ver. Pero, ya pasaron más de seis meses, era oscuro, no quiero equivocarme, no quiero que un inocente termine en la cárcel, pierda su empleo, deje a su familia sin ingreso.

Expediente de policias“La número 150. Daysy Quezada.

La 155. Maribel Hernández.

La 129. Gabriela Cruz….

Elizabeth Aguilar. Rosa Maria Alonso. Leticia Cobela”…

“¿Y los jefes?”, pregunto, “¿El comandante que dio la orden?, ¿la funcionaria del Gobierno del Distrito Federal de quien tenemos foto de su identificación?” insisto. “¿Dónde están sus fotos para reconocerlos?”

Revolvemos él y yo el expediente, vemos hoja por hoja. “No, no hay nombres de otros funcionarios ni del Comandante” en este archivo que nos enviaron.

Localizo un “jefe”, un “supervisor”.

Regreso a la foto donde aparece Mike y que tomé justo antes de que gritara “Encapsúlelos”.

Comandante en Jefe de granaderos

¿Se parece?… y lo anoto a la lista:

“El 132. Feliciano Sánchez Jesús”.

Salgo de ahi espantada, enojada, no es justo.

Venimos porque queremos protegernos, responsabilizar y pedir a cuentas, pero no.

Nada de justicia, nada de sanciones a los funcionarios responsables, a los que dan las ordenes y toman las decisiones. Sólo más injusticia, en este país socialmente injusto, llenas las cárceles de pobres y lleno de ricos sin ir a la cárcel.Y probablemente, soy una pieza más que hace crujir este sistema de injusticia.

Julio nos dice que debemos ir a medios, presionar. En el aniversario de la represión, convocamos a una conferencia de prensa en CENCOS. Llegan tres reporteros y volvemos a repetir sin tanta convicción: “Tenemos una queja ante la Comisión de Derechos Humanos, una denuncia penal en la Fiscalía. Creemos en las instituciones para resolver los conflictos”.

No tengo más energía, quiero que esto se acabe y le digo: “Ya, esto es lo último”. Busco una solución, es algo mucho más complejo, reformar el Ministerior Público, la forma de “investigar” diferente a la del secretario del secretario (via oficios y declaraciones), las comunidades de Oaxaca y Chiapas, la llegada a la ciudad, el trabajo de policía, de granadero, los malos tratos, las injusticias y corrupciones ahi dentro, la reforma de los cuerpos policiacos, las sanciones a funcionarios públicos, que a la hora de la justicia no aparecen en ningún lugar (por más que los buscamos), el secretario del secretario, el jefe del jefe del jefe, los nombramientos…

Aquí el video que CENCOS solidariamente hizo de este aniversario para no olvidar.

 

3. El amparo indirecto y recurso de queja ante la Suprema Corte

Platicando con Margarita comenta: “Te puedes amparar contra la no recomendación de la Comisión. Déjame consultar para ver si llevamos el caso”. En un par de días, llegamos a un acuerdo y Luis y yo nos convertimos en sus “quejosos”.

Amparo indirecto 1210/2013, 1976/2014 y

Pasan meses, años y finalmente se deshecha mi amparo con el recursos de queja Q.A. 336/2014, básicamente –me explica– “las resoluciones o recomendaciones emitidas por la Comisión de Derechos Humanos no tienen el carácter de actos de autoridad para efectos del juicio de amparo”.

Berenice Téllez, GDF

Dentro de este tiempo, nos amparamos también como “quejosos” de la Oficina de Defensoría de los Derechos de la Infancia (ODI) contra el procedimiento y nombramiento de Perla Gómez, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del DF, y Luis Raúl González Pérez, Presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

“Ya tenemos muchas decisiones y sentencias sobre derechos humanos, las Comisiones y sus recomendaciones. Nos sirven para hacer una publicación, para mejorar el acceso a la justicia”. Pienso en lo complejo de lo complejo, en las soluciones de fondo, en nuestra Glorieta, en su antiguo río hoy drenaje, en sus quinceañeras de los sábados, en la mudanza y en que ahora vivimos frente a otro parque.

 

Porque la Glorieta de las Quinceañeras —como el Parque en Estambul, como los 20 centavos más del tránsporte en Sao Paulo— no es sólo es un parque. Es la corrupción y los pactos de impunidad detrás de su destrucción, y aquí su constancia.

Sauce Glorieta

“Yo me manifiesto porque creo que otro mundo es posible. Y quién sabe si dentro de unos años la gente recordará que todo comenzó por 20 céntimos” (por una Glorieta) -fotógrafo Rafael Vilela.

5 parque quinceañeras

Realidad y render de Glorieta Quinceañeras La Glorieta antes y el “render” de la promesa

IMG_6254

IMG_5147

Glorieta sitiadapirul heroico

pirul heroico 2

IMG_6540

El pirul de más de 200 años ya talado

 

IMG_7389

La Glorieta hoy, sin sus quinceañeras



Comments are closed.